miércoles, 24 de julio de 2013




A cara lavada
Hay  que verlo todo de nuevo, hay que respirar el aire denso
Convertirse en el reverso de nuestro dorso
Y ser todo eso y mas que eso
Trasgredir la lagrima, el beso, la monotonía, los duelos

A cara lavada hay que abrir la puerta de casa
O salir por la ventana
Estrenar alas aerodinamicas, romper eslabones, no temerle al frio

Porque afuera crecen mundos , selvas , veleros
Que nos llevan al puerto de otras pupilas , al iris , al centro
Y hay que alimentarse de eso
No hay nada más rico que una buena mirada
No hay nada más inconsciente y sincero

No hace falta estar despierto
Peinado, arreglado, o en lo cierto
Basta con tener hambre de cemento
Hambre voraz de emprendimiento
De aventura suicida y vuelo incierto

Cada vez que pestañeo se vuelve reversible lo irreversible y viceversa
Cada vez que no estás porque te quedas el viento te espera
Espera para llevarte a donde quieras
Sin caravana de mascaras, sin carnaval de Venecia
Solo a vos
A tu revolución de cometas, a tu micromundo
A la vida  y a la muerte , al deseo que te silencia
A la aventura…  intensa.



Lucia Giacondino 24 de julio de 2013